DETIENEN AL LÍDER DE UNA BANDA DE PRESUNTOS SICARIOS QUE OPERABAN EN LA PLAZUELA DEL ZACATE

Tuvieron que pasar por lo menos cinco meses, tras las denuncias y señalamientos de comerciantes establecidos del Centro Histórico y del Consejo Ciudadano de Seguridad, para que este fin de semana se realizará un operativo en “La Plazuela del Zacate” y se capturara a dos presuntos delincuentes y sicarios que tenían ahí su guarida, entre ellos el cabecilla identificado como Mario Ariel Martínez Cortés de 38 años, alias “El Ari”, quien se dice comerciante y con domicilio conocido en la colonia Palmas, así como su cómplice Iván Bahena Martínez de 24 años, alias “El Fugas”, ocupación mesero y con domicilio conocido en la colonia Alta Vista, todos de Cuernavaca.

A este par se le relaciona con el homicidio de un joven, de nombre Carlos Popoca de 22 años de edad, el pasado 2 de octubre, cuyo cadáver fue encontrado cerca de la fuente de la Plazuela del Zacate, tras haber sido asesinado a golpes, presumiblemente en el interior de uno de los antros de este lugar.

Por igual se les relaciona en el feminicidio cometido el 27 de febrero de este año, en la colonia Ampliación Chapultepec, en la colonia ampliación Chapultepec de Cuernavaca, en agravio de la modelo Julia García Martínez de 22 años de esas, quien desde el primer momento familiares y amigas de la víctima, señalaron al “Ariel, su novio de haberla mandado matar, por problemas sentimentales que tenía con él, con uno de sus asesinos, además de que este se encuentra en el antro El Eclipse de La Plazuela del Zacate”.

Habría que recordar que el día del feminicidio a las puertas de la “Agencia de Mercadotecnia Betel”, en la que trabajaba la víctima sus asesinos dejaron un narcomensaje firmado por “El Cartel Independiente de Acapulco”, para tratar de despistar a la policía.

Pero ya desde el 23 de febrero de este año, otro hecho que debió de llamar la atención de las autoridades sobre lo que estaba pasando en “La Plazuela del Zacate”, fue que en el interior del “Bar Loreto”, fueron detenidas dos mujeres una de ellas de nombre Laura Saraí Cruz Castellaños de 24 años de edad y Karina Ríos Barrera de 26, la primera portando una pistola calibre 9 milímetros, “con tiro arriba”, cuando amenazaban de muerte a otra mujer, al parecer por problemas pasionales.

Estas mujeres según trascendió en su momento, laboraban en antro de “La Plazuela del Zacate”, como “El Barcenal” y “El Tumbao”, pero también que el arma que una de ellas portaba, era del “Jonas”, uno de los presuntos sicarios del “Ariel”, tan es así que un par de días después, se conoció que este las había sacado de la cárcel pagando la fianza, para que siguieran, trabajando para él.

Otro hecho brutal se registró el pasado sábado 18 de mayo de este mismo año, cuando un sanguinario sujeto identificado como José Mauricio Bonilla Siciliano de 41 años de nacionalidad salvadoreña, mato a cuchilladas en pleno Centro Histórico de Cuernavaca y frente a su familia y cientos de ciudadanos que pasaban por la parroquia de Tepetates a Fernando Tavira Marquina de 40 años de edad, quien después se sabría era “informante” de la policía Ministerial.

Por fortuna esa vez la policía municipal de Cuernavaca logro detener al sanguinario asesino y esto provoco que las protestas y denuncias de los comerciantes y empresarios del Centro de la capital se intensificaran, incluso proporcionando fotografías de José Mauricio Bonilla, a los medios de comunicación, señalando que esa misma se había hecho llegar a las autoridades señalando que este sujeto y otros más los estaban extorsionando, “diciéndose miembros de una célula criminal, insistiendo que tenían su guarida en la Plazuela del Zacate”, pero nadie hizo nada, esto lo señalaron entre otras fechas el 12 de junio de este año.
En la fotografía que hicieron llegar los denunciantes aparecía José Mauricio Bonilla Siciliano y su cómplice Gabriel Jonás Hernández Aguilar o Gabriel Hernández Aguilar alias “El Jonás”, quien el día 12 de junio fue capturado por la policía municipal de Cuernavaca junto a nueve presuntos sicarios más acusado de haber participado en la masacre de 4 comerciantes del mercado “Adolfo López Mateos”, el día 4 de junio, habiéndoseles identificado como miembros de la organización criminal de “Los Rojos”.

Pero “El Jonás”, había sido detenido el día primero de noviembre del año 2011, según la causa penal PC/569/2012, por policías ministeriales cuando lo investigaban por la desaparición de una menor, encontrándole en ese momento en posesión de una importante cantidad de droga, cuando caminaba por el centro de la ciudad.
Otra más el domingo 2 de junio, del presente año, según el boletín oficial de la Secretaría de Seguridad Pública estatal, número 165, de fecha 3 de junio se dio a conocer la detención de Carlos Enrique Olivares alias “El Hommy”, identificado como otro peligroso sicario bajo las órdenes del “Ariel”, junto a su primo Luis Daniel y sus cómplices Bertín Eduardo y Misael Armando, luego de que según la autoridad estatal, se enfrentaron a balazos en la colonia Alta Vista con policías preventivos estatales.

Por ello fueron puestos a disposición de la PGR, imputados de haber cometido los delitos de portación de arma, tentativa de homicidio, daños a propiedad del estado, resistencia a particulares, pero la autoridad federal no los recibió por lo que fueron remitidos a la Procuraduría General de Justicia donde con una fianza de 80 mil pesos, fueron dejados en libertad.

Finalmente se tuvo que cometer otro crimen, el pasado dos de octubre en la misma Plazuela del Zacate en perjuicio del joven Carlos Popoca y que sus familiares y amigos exigieran justicia, para que finalmente las autoridades decidieran intervenir.