DETIENEN A EX COMANDANTE DE LA POLICÍA JUDICIAL

El ex comandante de la policía judicial, Noé Catalán Díaz, presunto cabecilla de la organización criminal, “Guerreros Unidos”, jefe de la plaza en el municipio de Jiutepec, quien es señalado como presunto responsable de una decena de ejecuciones, fue detenido la madrugada de ayer por elementos de la Policía Preventiva estatal.

El ex jefe policiaco fue asegurado por los preventivos estatales cuando se desplazaban a bordo de un auto tipo Jaguar de color negro, acompañado de una mujer, siendo trasladados ambos a los separos de la Policía Ministerial, donde quedaron a disposición del agente del Ministerio Público adscrito a la Subprocuraduría de Investigaciones Especiales, para su investigación por los nexos directos con el crimen organizado.

De acuerdo a la información que se ha logrado conocer, Noé Catalán es investigado en torno a sus actividades delictivas como presunto jefe de la plaza en Jiutepec y cabecilla de “Los Guerreros Unidos”, quien habría ordenado la ejecución de varias personas, por medio de sus sicarios quienes acudían en convoy a ejecutar a sus víctimas, trasladándose algunos de ellos en motocicletas y otros en camionetas.

Al ex judicial, Noé Catalán, se le relaciona con la venta de drogas en Jiutepec y sus alrededores y de tener a “cuota” a dueños de antros, bares o cantinas y quienes se negaban a “cooperar” les mandaba rafaguear sus negocios o los mandaba ejecutar.

Cabe destacar que Noé Catalán, ya había sido detenido anteriormente junto con su presunto sicario apodado “El Negrito” por estar relacionados en la ejecución del ex judicial y taquero Francisco “N” apodado “El Nene”, a quien ejecutaron en su puesto en la colonia Chapultepec, por las “Bombas”, pero pese a todo Catalán Díaz logró salir en libertad, pues únicamente fue penalizado por el delito de portación de arma.

Además se le investiga por su presunta relación en las ejecuciones de tres jóvenes y una mesera de la cantina “Black Bull” ó “El Indio” de la colonia Flores Magón, la muerte de dos hombres en el crucero de El Tizoc, el crimen del “cadenero” del antro prostíbulo “Lobos” del Paseo Cuauhnáhuac, la de los vendedores de autos usados en el tianguis de Tejalpa y la muerte del pasado fin de semana, de un mecánico a bordo de una camioneta Bleazer verde en calles de Civac, donde otro hombre resultó herido, entre otras.