Home / Política / Paso Express Tlahuica de Cuernavaca, la obra corrupta que cobró dos vidas

Paso Express Tlahuica de Cuernavaca, la obra corrupta que cobró dos vidas

Esta mañana dos hombres que viajaban en un vehículo Volkswagen Jetta color gris murieron al caer a un socavón que se generó en el Paso Exprés Tlahuica a la altura de la colonia Chipitlán, aproximadamente a las cinco de la mañana. Los cadáveres de las víctimas fueron posteriormente identificados como Juan Mena Romero de 33 años de edad y su padre Juan Mena de 55, los cuales fueron rescatados después de más de diez horas de ardua labor de bomberos y personal de protección civil.
Este hecho comenzó a conocerse poco después de las 5.30 horas, ya que incluso otras personas que viajaban en una camioneta Chrysler Voyager que circulaban por el mismo tramo carretero casi frente en Conalep Cuernavaca salvaron milagrosamente la vida, pues alcanzaron a pasar por encima del hundimiento de la cinta asfáltica, tras reventarse las llantas.
Más tarde Esmeralda Gómez quien dijo ser novia de Juan Mena Romero llegó al lugar de la tragedia a las 7.50 horas e informó a las autoridades, cuando aún no se sabía nada de quienes o cuantas personas estaban prácticamente enterradas en el socavón, que su novio le había llamado a las 5.38 horas para informarle que habían caído en un hoyo pero que no se preocupara pero estaban bien.
Pero dijo Esmeralda que posteriormente trato de comunicarse con Juan y su teléfono aparecía sin señal, por lo que decidió ir personalmente hasta el lugar de los hechos a informar a las autoridades de todo esto para que los rescataran, padeciendo la mujer largas horas de penosa espera, hasta que finalmente a las 15.20 horas pudo ser rescatado uno de los cadáveres y a las 15.35 el segundo.
Pero en toda la mañana a consecuencia del reblandecimiento del subsuelo de la carretera del lado del “Cuerpo B”, que son los carriles laterales de sur a norte, con dirección a México a la altura del kilómetro 93 entre el Conalep Cuernavaca y la salida de acceso a Palmira, desde las 5.30 horas y hasta las once horas, el Paso Exprés Tlahuica estuvo completamente cerrado provocando un caos vehícular en toda la autopista México-Acapulco y en la ciudad capital y zona conurbada.
Por ello personal de Protección Civil de Cuernavaca, del Estado, Bomberos, de Capufe, SCT y policía federal auxiliados por la policía estatal estuvieron acordonando la zona para evitar mayores riesgos a automovilistas y vecinos, pues se temían más deslaves y hundimientos, en medio de las acusaciones de vecinos como Karin Ayme Abbud y Maribel Arroyo de la privada Camelina o Celia Sánchez y Julio Sánchez con domicilio a orilla de esta carretera junto al Conalep, de que las obras estuvieron más hechas, que desde meses antes se les estuvo señalando a los constructores de Aldesa del riesgo que representaba la barranca “Santo Cristo” al no haber sido debidamente entubada y canalizada, por lo que estaba socando el subsuelo.
Los mismos reclamos se le hicieron al delegado de la SCT, José Luis Alarcón Ezeta y a Juan Carlos Valencia Vargas de CEAGUA, además de Francisco Javier Bermudez de Protección Civil, pues se les hizo ver que todavía el martes personal de la empresa Aldesa llego a “inyectar concreto” al muro del lado precisamente donde ocurrió el deslave y el socavón, y se les ratifico que estaban haciendo mal las cosas, ya que con ese concreto provocaron una represa que con las lluvias del martes por la noche y mañana hoy miércoles, que primero se tradujó en una inundación del otro lado de la carretera de más de tres metros, pero que al desfogarse esta socavó el subsuelo de la carretera y provocó el hundimiento.
A las once horas tras “luego del dictamen de los constructores” de que “no había riesgo sobre los carriles del “Cuerpo A”, es decir los que son de sentido norte a sur, de manera intermitente se abrió la circulación por el paso Exprés Tlahuica, teniendo que circular en sentido contrario por estos, todos los camioneros y automovilístas que venían del sur con dirección a México.
Posteriormente a las 13.45 horas arribó al lugar del siniestro el secretario de Comunicaciones y Transportes, Gerardo Ruiz Esparza, para asegurar que todo fue consecuencia de las “lluvias atípicas” así como afirmar que de comprobarse alguna responsabilidad de la empresa constructora, supervisores de la obra o servidores públicos, se les sancionara, no sin dejar de afirmar que en dos semanas el Paso Exprés será reabierto con todas las mediadas de seguridad certificadas por los expresos y que a las víctimas se les pagará un seguro de 500 mil pesos, más otra cantidad similar que aportara la constructora.
Mientras tanto y por desgracia a las 15.20 horas, luego de varios intentos, y esforzadas labores de rescate, fue recuperado el primer cadáver de quienes viajaban en el Jetta color gris que cayó al socavón, y a las 15.35 el segundo, padre e hijo que de decir de sus familiares habían salido de su domicilio en la colonia El Capiri del municipio de Emiliano Zapata, con rumbo a su trabajo.

x

Check Also

Tres hombres y una mujer fueron detenidos por la Policía Morelos después de una persecución en Paso Exprés. Están acusados de robar una tienda de teléfonos.

Tres hombres y una mujer que habrían cometido un robo a un negocio de telefonía ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com