Home / México y Mundo / EMULA CALDERÓN AL CURA HIDALGO

EMULA CALDERÓN AL CURA HIDALGO

Bernardín García

Ayer en punto de las 23:00 horas, el Presidente Felipe Calderón Hinojosa, en compañía de su esposa Margarita Zavala, encabezó los festejos por el Bicentenario del inicio de la gesta de Independencia y el Centenario de la Revolución desde Palacio Nacional. En la celebración por el aniversario del inicio de la Independencia, el mandatario tocó la campana de Dolores; misma que tocó Miguel Hidalgo hace 200 años, para luego exclamar el grito conmemorativo.

“¡Mexicanos! ¡vivan los héroes que nos dieron patria! ¡viva Hidalgo! ¡viva Morelos! ¡viva Josefa Ortiz de Domínguez! ¡viva Allende! ¡vivan Aldama y Matamoros! ¡viva la Independencia  Nacional! ¡viva el Bicentenario de la Independencia! ¡viva el Centenario de la Revolución! ¡viva México! ¡viva México! ¡viva México!”, emitió el Grito el Presidente de la República Mexicana.

Los primeros festejos que terminaron el día de ayer tras un majestuoso desfile en el que “participaron cerca de 8 mil voluntarios, 9 contingentes, divididos en subsegmentos, con 27 carros alegóricos, siendo 6 mil personas en lo artístico”, comentó Gerardo Arellano, Coordinador de Vestuarios de la Caravana. Mientras que los conciertos en Paseo de la Reforma y la Plancha de la Constitución, afortunadamente no reportaran incidentes mayores; estimó el Gobierno del Distrito Federal (GDF) la presencia de 1 millón de personas.

El día de hoy muy temprano, el primer mandatario se dio cita en Dolores Hidalgo, Guanajuato y en punto de las 7 horas con 20 minutos revivió el grito tal y como lo hizo el cura Miguel Hidalgo en la Parroquia de Nuestra Señora de Dolores.

“Mis amigos y compatriotas no existen ya para nosotros ni el rey ni los tributos, esta tarea vergonzosa que sólo conviene a los esclavos la hemos sobrellevado hace tres siglos como signo de tiranía y de servidumbre, terrible mancha que sabremos lavar con nuestros esfuerzos. Llegó el momento de nuestra emancipación. Ha sonado la hora de nuestra libertad y si conocéis su gran valor me ayudareis a defenderla de la garra ambiciosa de los tiranos. Pocas horas le faltan para que me veáis  marchar a la cabeza de los hombres que se precian de ser libres. Los invito a cumplir este deber de suerte que sin patria ni libertad estaremos siempre a mucha distancia de la verdadera libertad. Preciso ha sido dar el paso que ya sabéis y comenzar por algo que ha suido necesario, la causa es alta Dios la protegerá. Los negocios se atropellan, por lo mismo la satisfacción de hablar más tiempo ante vosotros. Viva pues la Virgen de Guadalupe, viva la América por la cual vamos a combatir”, recordó Calderón Hinojosa.

Tras este hecho regreso a la Ciudad de México y desde la Columna de la Independencia, el Presidente Felipe Calderón afirmó que recoge y acepta los ofrecimientos de diálogo y colaboración de los representantes del Congreso de la Unión; al dar su discurso sobre la Independencia, el mandatario federal indicó que toma los ofrecimientos de los legisladores no simplemente por convicción democrática sino porque México lo necesita.

Terminada la ceremonia, llegó el momento del Desfile Militar en punto de las once de la mañana; el Primer Mandatario se encamino a Palacio Nacional para dar pie al desfile castrense; sin embargo la gente no lo recibió tan bien al arribar a la plancha, pues entre aplausos y abucheos apareció en la plaza central, para iniciar el reconocimiento a los héroes patrios. Primero, izó la bandera nacional, y se enfilo al Balcón Central de Palacio Nacional, para que Rodrigo Medina de la Cruz, responsable militar del desfile pidiera autorización al comandante supremo de las fuerzas armadas, el Presidente Felipe Calderón.

Sin embargo, momentos antes de que diera inicio el desfile 47 contingentes de las fuerzas armadas mexicanas rindieron honores al Presidente; en la plaza de la Constitución se encontraba la Banda de Guerra que está constituida por diferentes integrantes de la República Mexicana. Entonces comenzó el espectáculo militar, con la aparición de un primer paracaidista, aunque fueron 12 en total realizando un ejemplo de salto de infiltración al Zócalo, este perteneciente a la Armada de México y 15 de la Brigada de la Fuerza Aérea Mexicana (FAM), dejando a su paso humo de los colores de la bandera, el salto fue 7 mil pies, más de 2 mil 300 metros; luego descendieron a la plancha central tres helicópteros de la FAM, dos UH60 y un Panter de la Armada de México, efectuando saludo al Presidente e hicieron infiltración con soga rápida, sin que la nave aterrizara.

También se pudo observar extracción de racimo, es decir, cuando un helicóptero sobrevuela con cuatro militares colgados de una soga, suspendidos en el aire, ejemplificando como sacan a militares o personas de cierta situación. Finalizado esto, las fuerzas especiales, con uniforme pixeleado, dejó libre la plancha cronométricamente,

Tras el permiso antes mencionado que se le pidió al Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas, comenzó el desfile militar con el paso de 6 aviones F5 de la FAM, luego se unieron 619 efectivos de 16 naciones diferentes, Alemania, Argentina, Brasil, Canadá, Colombia, Chile, China, El Salvador, España, Estados Unidos, Francia, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Perú, Rusia y Venezuela; siendo la delegación China, la primera en desfilar, seguida de Estados Unidos; resaltando la cercanía de la escolta que acompañaba su bandera,  llegó Rusia y finalizó Venezuela la marcha frente a Palacio Nacional, para seguir su paso por Paseo de la Reforma.

Continuaron 66 elementos militares, con una representación de tropas cívicas, con uniformes conmemorativos al pasado y paralelamente acompañados con aviones legendarios, Stirman que volaban desde los años 50, siguieron las Adelitas con sus carabinas 20-30, vestidas con un característico atuendo de falda, trenzas, sombrero. El desfile terminó con la participación de la Asociación Mexicana de Charrería; con 18 mil 116 efectivos del Ejército Mexicano, la Marina-Armada de México y la Secretaría de Seguridad Publica federal; también se movilizarán delegaciones militares de 16 naciones.

En total fueron 176 banderas, entre ellas las dos primeras con que contó el Ejército y que estaban en poder del gobierno de España, además fueron 242 vehículos y 326 caballos, y realizaron sobrevuelos 121 aeronaves de la FAM. Participaron 680 elementos y 92 vehículos de caballería motorizada, 207 efectivos y 59 vehículos del agrupamiento blindado, así como 499 elementos y 63 vehículos de artillería. A pie recorrieron el circuito 219 mujeres, 240 efectivos de la FAM, mil 556 elementos de tropa de combate y 2 mil 867 alumnos y 7 vehículos de planteles militares. Por parte de la Marina-Armada de México participan 5 mil 200 elementos y por la Secretaría de Seguridad Pública 636. El personal montado que recorrió el circuito del desfile se conformó por 326 efectivos de caballería y 100 charros.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Detienen a hombre como probable responsable de generar daños al interior de una institución bancaria en Plan de Ayala

Derivado a una respuesta inmediata a la llamada de auxilio vía radio, elementos adscritos a ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com