Home / México y Mundo / ESTRÉS LABORAL PROVOCA GRAVES TRASTORNOS EMOCIONALES

ESTRÉS LABORAL PROVOCA GRAVES TRASTORNOS EMOCIONALES

Toluca, México,  febrero de 2011.- A lo largo del tiempo se ha demostrado que el llamado estrés laboral está relacionado con altas tasas de tensión emocional, detonando con ello, algunos trastornos sicológicos y físicos, errores laborales, ausentismo y/o renuncias por parte del personal.

Al respecto, Hugo Arturo Carmona Sanchez, subdirector de Salud del Instituto de Seguridad Social del Estado de México y Municipios (ISSEMyM), precisó que el estrés laboral afecta negativamente tanto la salud psicológica y física de los trabajadores, como la eficacia de las organizaciones para las que laboran; “un trabajador estresado suele ser más enfermizo, estar poco motivado, ser menos productivo y tener menos seguridad laboral”, afirmó.

El especialista indicó que el estrés ocupacional se ha convertido en un problema de salud pública, ya que diversos estudios han arrojado elevadas tasas de depresión y ansiedad relacionadas con éste. Carmona Sánchez especificó que la literatura enfocada a las intervenciones organizacionales aborda la raíz del estrés, combinando componentes organizacionales y laborales más atractivos, que ofrecen tanto una prevención a largo plazo como una solución a corto plazo.

El estrés ocupacional, definió, son las reacciones nocivas físicas y emocionales que ocurren cuando las exigencias del trabajo no igualan las capacidades de los recursos o las necesidades del trabajador y, añadió: “un suceso traumático agudo podría causar un trastorno de estrés postraumático (PTSD), aunque aclaró que no todas las personas traumatizadas presentan un PTSD intenso o leve.

Carmona Sánchez detalló que factores tales como la sobrecarga laboral, la falta de control en las tareas, la ambigüedad de funciones, las malas relaciones interpersonales, las prácticas de gerencia injustas, factores económicos y financieros, conflictos entre el trabajo, los roles familiares y las responsabilidades, así como la falta de oportunidades de crecimiento o promoción y un ambiente desorganizado son claros detonantes de esta afección.

“Estas causas pueden generar reacciones psicológicas como irritabilidad, descontento en el trabajo, depresión; conductuales como problemas para dormir y ausentismo o físicas como dolor de cabeza, malestar estomacal y cambios en la presión sanguínea”, explicó el especialista.

El funcionario aseguró que entre las acciones para reducir el estrés ocupacional, se encuentra, como regla general, dar prioridad al cambio organizacional aunque comentó que hasta los esfuerzos realizados a conciencia para mejorar las condiciones de trabajo probablemente no lo van a eliminar completamente en todos los trabajadores, por lo que una combinación de cambio organizacional y manejo del estrés muchas veces es el enfoque más exitoso.

Para concluir, el subdirector de Salud del ISSEMyM aseveró que entre las medidas más eficaces para reducir el estrés ocupacional en las áreas administrativas están asegurar que el volumen de trabajo esté acorde con capacidades y recursos de los trabajadores, definir claramente papeles y responsabilidades, dar oportunidades a los trabajadores de participar en las decisiones y acciones que afecten sus trabajos, mejorar la comunicación, reducir la incertidumbre sobre el crecimiento profesional y las posibilidades de trabajo en el futuro y proporcionar oportunidades para la interacción social entre los trabajadores.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Se quedan en la cárcel 57 adultos tomacasetas, el juez decidió vincularlos a proceso.

Durante los primeros minutos de este miércoles, un juez de control y juicio oral determinó ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com