Home / Estados / EL CASTILLO DE CHAPULTEPEC TIEMBLA ENTRE EXIGENCIAS DE CIUDADANOS A FCH

EL CASTILLO DE CHAPULTEPEC TIEMBLA ENTRE EXIGENCIAS DE CIUDADANOS A FCH

Alrededor de las 10:00 horas, el Presidente de la República Mexicana, Felipe Calderón Hinojosa y el poeta, Javier Sicilia, se reunieron en el Castillo de Chapultepec, para continuar con el Diálogo por la Paz, donde el representante de la sociedad civil dijo que había llegado hasta dicho lugar para implorar justicia y solicitar al presidente su perdón para la nación, por las más de 40 mil muertes; sin embargo, el primer mandatario respondió al escritor que se equivoca, ya que no pedirá perdón por proteger la vida de las víctimas del crimen organizado aunque coincidió en que lo haría por los que no se defendieron.

“Contra lo que se ha dicho que fue irresponsable actuar, pienso sinceramente que lo verdaderamente irresponsable hubiera sido no actuar. Sí efectivamente, el Estado tiene responsabilidad y tienes razón, pero no haber cumplido todos los órdenes de gobierno con su deber de proteger la vida de las víctimas y en ese sentido todos los que integramos el Estado somos responsables. Y coincido en que debemos pedir perdón por no proteger la vida de las víctimas pero no por haber actuado contra los criminales que están matando a las víctimas, eso definitivamente es un error y en eso, Javier, sí estás equivocado (dijo y golpeó la mesa). Sí, sí es de pedir perdón por la gente que murió a manos de los criminales, por no haber actuado contra esos criminales. Pero si de algo me arrepiento en todo caso no es de haber enviado fuerzas federales a combatir criminales que nadie combatía por miedo o estaba comprado con ellos. De lo que me arrepiento es de no haberlos mandado antes y tener un operativo justo en Cuernavaca que pudo haber atrapado a la banda que mató a Francisco (Sicilia)”, declaró Calderón Hinojosa.

El diálogo con miembros y representantes de la sociedad civil comenzó tras entonar el Himno Nacional, para dar paso al poeta Sicilia, quien pidió un minuto de silencio de pie para después señalar al Estado Mexicano como el responsable de que el problema de la droga, haya tomado otro rumbo y salido de control, sumándose a la violencia; así mismo citó al Estado como corresponsable de los 40 mil nuestros y cientos de desaparecidos. Sobre sus exigencias Javier Sicilia apuntó que “hemos venido hasta aquí a que nos haga justicia, en el primer punto del documento que le dimos el 8 de mayo en el Zócalo de la Ciudad de México y que constituye el Pacto Nacional Ciudadano exigíamos para empezar esa justicia la solución de esos casos emblemáticos de los cuales sólo se han ido resolviendo el de mi hijo y el de sus amigos en Morelos. En qué momento ponga usted una fecha inminente y pronta. A que juntos detengamos esta guerra. En este marco general exigimos del Pode Ejecutivo, Federal, nuestro derecho a la verdad. La reparación del daño. Sin la memoria seremos un pueblo sin dignidad ni futuro. Tenemos derecho a la verdad. Exigimos una fiscalía social de la paz, su función deberá ser dar seguimiento a sus casos. Tenemos derecho a la justicia que se nos ha negado. Ley a protección a víctimas en todas las entidades”. Además, Sicilia hizo énfasis en la creación de estrategias ciudadanas, exigió controles policiales por un auditor externo a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y exhortó a la creación de un organismo que regule la paz en toda la República.

Mientras tanto FCH agradeció en una primer instancia el diálogo a pesar de las diferentes maneras de pensar y dijo que le entristecía la pérdida de mexicanos, la vida cegada de miles de jóvenes”, de policías, de militares, de marinos y apuntó que el también desea un México de paz, “un México con justicia y con dignidad”.

En respuesta a Javier Sicilia y sobre las críticas que ha tenido el jefe del ejecutivo sobre tener al ejército en las calles, Felipe Calderón afirmó que la “premisa está equivocada” y cuestionó que si “acaso piensan que replegando las fuerzas federales en muchas partes que son las únicas que combaten a los delincuentes, se terminará la violencia; me pare difícil suponer que al suspender esa acción del gobierno, me parece difícil que los criminales van a dejar así simplemente de secuestrar, de extorsionar, de asesinar, van a dejar de matar jóvenes para satisfacer su apetito voraz, y controlar territorios yo creo sinceramente que no es así”.

Calderón Hinojosa también dijo que el principal problema por el que estaban reunidos es por la violencia y crimen organizado que ha surgido de un narcotráfico que antes solo estaba de paso para llegar a Estados Unidos, pero que hoy se había convertido en un narcomenudeo que se instala en cada poblado y ataca a los jóvenes por la droga y su lucha por ocupar una plaza, es decir, que el verdadero problema es la violencia y no el narcotráfico y que es peor porque “viola, desplaza a la autoridad, asalta, corrompe y ellos (los criminales) quieren ser la autoridad”.

El presidente terminó su intervención para decir que él está dispuesto a defender a campesinos, madres, padres y a todo mexicano, con la fuerza del Estado.

Tiempo después vinieron intervenciones de algunos representantes de la sociedad como el chihuahuense Julian Le Baron, a quien le mataron a su hermano y su amigo quien pide reflexión e invitó al primer mandatario a unirse a una nueva Caravana que habrá de partir hacia el sur de México y llegar hasta la frontera; mientras tanto, Araceli Rodríguez Nava solicitó que se termine con la impunidad que rodea a los militares y policías, y dijo estar harta de tener luto como las demás madres o esposas de cuerpos caídos en misión; la señora María Herrera demandó “que hagan su trabajo, no aceptamos más engaños, mentiras ni injusticia. Exigimos, señor presidente (Felipe Calderón), como madre y representante de familias destrozadas, que nos cumplan y den con el paradero de nuestros hijos”, el purépecha Salvador Campanaur quien pidió no más violencia a los indígenas por parte de instituciones gubernamentales y ser tomado en cuenta constitucionalmente. Norma Ledesma Ortega exigió resultados sobre las muertas de Juárez y todos en una voz se unieron para pedir justicia y pronta respuesta.

La reunión terminó entre exigencias y peticiones por parte de los ciudadanos, otros desean ser atendidos por la Procuraduría General de la República (PGR). Cabe señalar que el secretario de Gobernación, Francisco Blake Mora y el presidente FCH se comprometieron a resolver y dar seguimiento a casos de manera personal. En el caso de Calderón y Sicilia todo quedo en un fuerte abrazo.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Por agredir a sus parejas, son detenidos en Yautepec, Yecapixtla y Puente de Ixtla

• En los municipios de Yautepec, Yecapixtla y Puente de Ixtla Elementos de la Policía ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com