Home / México y Mundo / RELEVAN AL GENERAL LEOPOLDO DÍAZ PÉREZ DE LA COMANDANCIA DE LA 24ª ZONA MILITAR

RELEVAN AL GENERAL LEOPOLDO DÍAZ PÉREZ DE LA COMANDANCIA DE LA 24ª ZONA MILITAR

A unas horas de que se revele el resultado de las pruebas de ADN, a los restos óseos encontrados semanas atrás en el paraje La Ocotera, de Atlixco Puebla y a familiares de Jethro Ramsés Sánchez Santana, para comprobar si efectivamente estos corresponden al cadáver de este joven, desaparecido desde el día primero de mayo a manos de militares, se confirmó ya tal y como lo habíamos adelantado, la remoción de la comandancia de la 24ª Zona Militar del General Leopoldo Díaz Pérez y su puesta a disposición de la Secretaría de la Defensa Nacional.

Tal y como lo adelantamos en la edición de Zona Centro Televisión del martes de la semana pasada, la inminente salida de Leopoldo Díaz de la comandancia de la 24ª Zona Militar, se da en el contexto de la desaparición, tortura, asesinato y exhumación clandestina del cadáver del joven Jethro Ramsés, así como de los agravios a su amigo Horacio Hernández.

Todo esto dio como consecuencia, que los familiares y su abogado Cipriano Sotelo Salgado, ante cierta pasividad e indiferencia de las autoridades locales y federales, solicitaran la intervención de Amnistía Internacional, luego de que a casi dos meses de la desaparición de Jethro no se sabía nada de su paradero, y la comandancia de la 24ª Zona Militar incluso ante la intervención de diputados del Congreso local que le solicitaron informes al comandante Leopoldo Díaz Pérez y su comparecía siempre negó tener conocimiento y participación en el hecho.

Sin embargo ante la presión de los familiares, el abogado y Amnistía Internacional, en los últimos días de junio y primero de julio, se conoció de la detención de los oficiales del 21º Batallón de Infantería, Edwin Raziel Aguilar Guerrero y José Guadalupe Orizaba Guerra, teniente y sub teniente, por parte de elementos de la Policía Judicial Militar, quienes pusieron a disposición del Juez Quinto de Justicia militar a los dos antes citados y a estos el domingo 10 de junio les fue dictado el auto de formal prisión, pues se les acusa de cometer los delitos de homicidio calificado e inhumación clandestina en agravio de Jethro Ramsés y de violencia contra las personas y tortura en agravio de Horacio Hernández, amigo del primero.

En este contexto es que se comenzó a conocer que Jethro Ramsés y su amigo habían sido detenidos el último día de la Feria de Cuernavaca, cuando tras consumir alimentos y bebidas en un negocio del lugar, participaron en una riña y a decir de algunos empleados del lugar por cierto propiedad del organizador de la feria, los jóvenes se habrían negado a pagar la cuenta causando destrozos en el lugar, diciéndose sicarios de una organización criminal.

Esto habría hecho que inicialmente policías municipales, siguiendo las órdenes del dueño del lugar, detuvieran y golpearan a Jethro y a Horacio, para después entregarlos a la policía federal, cuyos elementos presumiblemente al ver muy golpeados a los dos rijosos, los entregaran a los militares, con el argumento de que se habían dicho sicarios.

Fue así como hoy se sabe Jethro y Horacio habrían sido llevados a las instalaciones del 21º batallón de Infantería dentro de las instalaciones de la 24ª Zona Militar, y mientras Horacio fue dejado sometido en una camioneta, Jethro fue encerrado en el taller de herrería, donde a consecuencia de la golpiza habría de morir.

Al darse cuenta los militares del deceso de su detenido, se afirma que notificaron a los mandos, y “un coronel” les habría ordenado que fueran a tirar el cadáver, y alguno más propuso que a Puebla, y así se cumplió la orden, pero la fecha solo hay dos detenidos, el teniente y subteniente Edwin Raziel y José Guadalupe Orizaga.

Es en todo este marco de referencia que distintas voces de representantes sociales y políticos han exigido que las investigaciones se continúen para identificar y castigar a todos los responsables, desde policías municipales, representantes de la feria, policías federales y militares, en este caso comenzando por Lepoldo Díaz Pérez, que hoy ha sido removido de la comandancia de zona, pero no puede evadir su responsabilidad en este crimen, tras de que el siempre negó que la gente bajo su mando hubiera tenido participación, con lo que se volvió cómplice.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Llega vacunación contra COVID-19 para adolescentes de 15 a 17 años de la zona Sur de Morelos

La Brigada Correcaminos en Morelos informa que este jueves 2 y viernes 3 de diciembre, ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com