Home / México y Mundo / DESPACHAN DESDE LA DIRECCIÓN DEL TRANSPORTE PRESUNTOS DELINCUENTES DADOS DE BAJA EN MUNICIPIOS

DESPACHAN DESDE LA DIRECCIÓN DEL TRANSPORTE PRESUNTOS DELINCUENTES DADOS DE BAJA EN MUNICIPIOS

La Dirección General de Transporte, a cargo de Francisco Alba Meraz, sigue siendo ejemplo de impunidad y corrupción, pues además de que mantiene discrecionalmente como Subdirector de Planeación a su “amigo”, Lucino Fuentes Bahena, ex jefe policiaco de Jiutepec y de Tepoztlán, quien fue dado de baja de estos municipios por señalamientos en su contra de estar vinculado a la delincuencia, pero además ignoran el ordenamiento de la Contraloría General del estado de sancionar a funcionarios como el Subdirector Juan Pablo Reyes Celis y a una treintena de supervisores, quienes siguen extorsionando transportistas.
Desde hace aproximadamente un año, pese a su antecedentes y la obligatoriedad de someterse a los exámenes de control y confianza, Alba Meraz, autorizó el dar “chamba” a su amigo del ama Lucino Fuentes, pese a que el 7 de septiembre del año 2008, fue cesado del cargo de Secretario de Seguridad Pública de Jiutepec, entonces gobernado por el perredista Rabindranath Salazar Solorio, tras la ejecución del director de la policía preventiva de ese lugar Jorge Alberto Vargas Retana y su escolta Luis Enrique Merlos dos días antes, pero sobre todo por las protestas de los propios policías que señalaban a Lucino Fuentes y a un grupo de incondicionales de esta ligados al crimen organizado.
Posteriormente Lucino Fuentes Bahena fue contratado como director de seguridad pública municipal en Tepoztán, por el alcalde perredista, Gabino Ríos Cedillo, mismo que lo tuvo que remover del cargo el 31 de octubre del año 2010, ante protestas de taxistas, comerciantes de los propios policías, que para no variar lo señalaron de estar vinculado a la delincuencia.
Pese a estos antecedentes, el director del Transporte, Francisco Alba Meraz, para ayudar a su amigo que se encontraba desempleado le dio una plaza de subdirector de la DGT, en donde se desempeña hasta la fecha, poniendo en evidencia como se hacen las cosas en esa dependencia.
Pero por si esto no fuera poco y con todo y la determinación de la Contraloría General, tras haber practicado a la DGT la auditoria número 56/SG/DGA/Exp/01/11, en la que ordena desde el pasado 18 de abril, que el subdirector Juan Pablo Reyes Celis, fuera suspendido del cargo por quince días sin goce de sueldo para que no entorpeciera las investigaciones de la propia auditoria, sobre el trafico y venta de concesiones, de permisos de carga y de revista mecánica, esta determinación nunca se cumplió y el aludido siguió trabajando normalmente, para “cubrir y corregir todas sus corruptelas” y únicamente dejó de cobrar una quincena.
La misma determinación de la Contraloría, ordenaba que los más de 30 supervisores de transportes, fueran suspendidos tres días de sus cargos y posteriormente reinstalados en otras áreas, luego de múltiples quejas en su contra porque están dedicados a extorsionar a transportistas y camioneros, pero esta tampoco se cumplió y a la fecha todos siguen igual, “patrullando y mordiendo” a diestra y siniestra como lo hace el personal de las patrullas 0103 y 0115, quienes directamente entregan a “los superiores”, al cuota diaria para poder seguir “chambeando”, esto es extorsionando, burlando se así de las disposición y sanciones de la multicitada Contraloría que una vez más ex exhibida como una auténtica “Carabina de Ambrosio”, o sea que no sirve para nada porque nadie respeta.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Continúa recepción de libros de texto gratuito para el ciclo escolar 2021-2022

El Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) dio a conocer en ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com