Home / Seguridad y Justicia / INVESTIGAN A POLICÍA QUE PODRÍAN HABER ROBADO EN LA CASA DONDE FUE ASESINADA UNA FAMILIA EN HACIENDA TETELA

INVESTIGAN A POLICÍA QUE PODRÍAN HABER ROBADO EN LA CASA DONDE FUE ASESINADA UNA FAMILIA EN HACIENDA TETELA

Como resultado de las investigaciones que realiza la Procuraduría General de Justicia para tratar de esclarecer la masacre de este martes por la mañana en la residencia marcada con el número 15-B de la calle Río Tenango, del Fraccionamiento Hacienda Tetela, en donde fueron ejecutados una mujer y tres hombres y milagrosamente la vida de dos niñas de 3 y 4 años de edad, fue respetada por los asesinos, policías municipales de Cuernavaca, que llegaron antes que otra autoridad a la escena del crimen y la preservaron, podrían ser investigados y detenidos, al haberse encontrado evidencias de “rapiña”.
Extraoficialmente se logro conocer que al realizar los primeros peritajes en el lugar de los hechos, peritos del Servicio Médico Forense de la Procuraduría General de Justicia, descubrieron varias evidencias de saqueo.
Una de estas es el hallazgo de una cartera, pero vacía sin dinero y sin ningún documento, fuera de la casa y semiescondida, que se presume era de una de las víctimas, por igual se tiene la presunción que una cantidad importante de dinero y objetos de valor “desaparecieron del lugar”, lo que genera de inicio la presunción de que algunos de los policías municipales que llegaron al lugar antes que nadie “alteraron la escena del crimen” y esto les representaría una responsabilidad penal.
Es por ello que de encontrar la PGJ, evidencias contundentes, como las huellas de policías en el lugar o en objetos que son parte de la escena del crimen y que ya están siendo analizados, se tendría que mandar comparecer a los uniformados que resulten involucrados, además de que por igual se investiga la perdida del dinero y de objetos de valor de la casa, que pudieran haber desaparecido en medio de la presencia policíaca, pues se ha establecido que la pareja al haber recién llegado al lugar y estar equipando su domicilio, tenía que tener a la mano recursos para hacerlo, para resolver las más elementales necesidades, al margen del dinero que pudiera tener en cuentas bancarias o en otros lugares.

Mientras la Procuraduría de Morelos, insiste en contar con la colaboración de su homologa del estado de Guerrero, para esclarecer el caso de la masacre que este martes por la mañana se registró en el fraccioamiento, Hacienda Tetela de Cuernavaca, y en donde presuntos sicarios del crimen organizado, ejecutaron a una mujer y tres hombres, luego de que la pareja formada por Candy Amayrani Reza Morales y Felipe de Jesús Lugo Lagunas, eran oriundo del Taxco Guerrero, pero sobre todo porque Felipe apodado “El Pota”, había sido mencionado en esa ciudad en narcomensajes, identificándolo como miembro de “Los Rojos”.
Es por ello que las autoridades morelenses, están pidiendo una amplia colaboración de las autoridades guerrenses, para esclarecer los hechos, luego de que por declaraciones de los familiares de la pareja, se estableció que desde meses atrás la pareja llegó de Taxco Guerrero a Cuernavaca, presumiblemente huyendo, tras las amenazas de muerte que sus enemigos les habían hecho públicas.
Unas de estas las más recientes las aparecidas el 21 de mayo del presente año junto con dos cabezas humanas dentro de una hielera frente al bar “Las Leonas”, allá en Taxco, en un narcomensaje firmado por “El Jimmy”, y donde señala al “Pota”, como miembro de “Los Rojos”.
Todo ello en tanto los familiares de las víctimas dijeron a las autoridades este martes por la noche al reclamar los cuerpos, que Felipe de Jesús, “era empleado de finanzas y se dedicaba a realizar trámites de reemplacamientos y de permisos para circular sin placas”, aunque también se supo que “se dedicaba a la compra y venta de vehículos”.
Como ya se informó ampliamente, este martes alrededor de las cinco de la mañana un grupo de hombres fuertemente armados, llegaron hasta el fracciona miento Hacienda Tetela, en donde tras someter al guardia de seguridad privada, Reynaldo Domínguez Sotelo de 60 años de edad, lo obligaron que les indicara donde habitaba la pareja y así llegaron a la calle Río Tenango número 15-B, donde se presume lo hicieron que llamará a la puerta, siendo René Morales Alarcón, tío de Candy, victimando los asesinos a los dos hombres y entrando a la recamara principal donde ejecutaron a la mujer y a Felipe de Jesús.
Desgraciadamente como se ha difundido, en la casa en mención a la que habían llegado apenas el miércoles de la semana pasada Candy, Felipe y René, se encontraban dos hijas de la pareja, de cuatro y cinco años de edad, que según su dicho a la policía: “fueron sacadas por unos hombres al jardín y después escucharon ruidos de cohetes”.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Entregan a partidos políticos y candidatos independientes, la lista nominal que utilizarán durante la jornada del 6 de junio

El Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (IMPEPAC), entregó a los partidos políticos ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com