Home / México y Mundo / MIGRANTE, TRES POR CIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

MIGRANTE, TRES POR CIENTO DE LA POBLACIÓN MUNDIAL

Alrededor del tres por ciento de la población mundial es migrante. Según datos del Banco Mundial (BM), la Unión Americana es el país que más inmigrantes tiene, con cerca de 43 millones; de ellos, entre 11.4 y 12.3 millones son mexicanos, y alrededor de seis millones están en calidad de indocumentados.

La migración, entendida como el cambio de residencia temporal o definitiva, de manera legal o no, por razones que varían desde la oferta de trabajo hasta motivos empresariales, educativos o de turismo, puede ser una fuente de riqueza intercultural, de apoyo mutuo entre las naciones y de oportunidad de crecimiento tanto personal, como comunitario. Sin embargo, la realidad de millones de individuos que realizan este proceso es otra.

Se trata de un fenómeno creciente, y su única finalidad es desear mejores condiciones de vida para quien migra y para sus seres queridos. De muchas maneras y por diversas causas, la movilidad humana ha existido en todas las épocas y lugares del planeta, dijo Elaine Levine Leiter, del Centro de Investigaciones Sobre América del Norte (CISAN) de la UNAM.

Corredores migratorios

Las razones para estos movimientos humanos son múltiples, y hay varios corredores establecidos entre países a nivel mundial, comentó la especialista en mercado laboral, distribución del ingreso, y estatus socioeconómico de la población latina en la Unión Americana.

Hoy en día, el corredor México-Estados Unidos es el más transitado del orbe. No obstante, desde que inició la crisis económica en el país vecino, se ha incrementado la expulsión de indocumentados. “A partir del 2010, se deportan aproximadamente mil personas diarias, y entre 70 y 80 por ciento son mexicanos”.

Millones de individuos que ya no residen en su lugar de origen se han mudado por múltiples razones, aunque probablemente la mayoría lo hace por las laborales; desde luego, hay desplazamientos por guerras, desastres naturales, conflictos políticos o interétnicos.

Las personas van en calidad de migrantes indocumentados, así como legales, trabajadores temporales, asilados, solicitantes de asilo, refugiados, y hasta como inversionistas, acotó Levine Leiter, también profesora y tutora de los posgrados en Ciencias Políticas y Sociales, y en Economía de la UNAM.

En el marco del Día Internacional del Migrante, que se conmemora este 18 de diciembre, explicó que otro factor importante, con las transformaciones económicas y tecnológicas, ha sido la competencia entre países por atraer a personas altamente calificadas. En los ámbitos académicos se ha abierto la discusión sobre los impactos de este tipo de flujos y el intento de determinar si se trata de fuga, ganancia o, incluso, circulación de cerebros o talentos.

De acuerdo con el Consejo Nacional de Población (Conapo), nuestro territorio ocupa el cuarto lugar en movilidad de personas altamente calificadas (sólo detrás de China, India y Filipinas), con título universitario, que han emigrado a Estados Unidos y se desempeñan en ciencia o tecnología. Esa cifra de mexicanos denominados “talentos”, varía de entre 500 mil, hasta cerca de un millón.

“Hablar de la posibilidad de un acuerdo migratorio entre México y Estados Unidos en algún momento, no es más que un buen deseo. Nuestro vecino establece su política de manera unilateral y no renunciará a ella. Por otra parte, se ha hablado de la necesidad de una reforma en la materia en esa nación, pero es difícil imaginar que se logre algo concreto al respecto, hasta que haya una mejoría en los niveles de empleo”.

Las deportaciones han servido para deshacerse de mano de obra que en este momento no es necesaria para la economía de la Unión Americana. Representa una gran injusticia para los trabajadores que, desde hace años, han laborado en ese territorio, aunque sea en condiciones de irregularidad en su estatus.

Sin embargo, la universitaria consideró que a ningún país corresponde resolver los problemas laborales de México. En tanto, nuestra nación no ha hecho nada para remontar esa situación, no ha planeado ni diseñado una estrategia para apuntalar sectores clave para incursionar en el mercado mundial; se ha abierto a todo lo que mandan de afuera, y la mano de obra barata es todavía una de nuestras exportaciones principales, apuntó.

Además, el gobierno no cuenta con políticas de fortalecimiento y estrategia industrial, ni ha apoyado el desarrollo de sectores en los que sería factible ganar ventajas como científicos, académicos y tecnólogos.

Según datos de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el 60 por ciento de la mano de obra en México está en condición de precariedad, sin contratos o con un empleo informal, porque no tiene garantía laboral, seguridad social, ni beneficios en caso de despedido. Ésta es una de las razones principales por las que están dispuestos a probar suerte en Estados Unidos, donde también se enfrentan a condiciones laborales injustas, pero donde les pagan en dólares, concluyó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Inaugura Cuauhtémoc Blanco obras que impulsan la cohesión social y el desarrollo en la región sur poniente de Morelos

En cumplimiento a los compromisos hechos con la ciudadanía, el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo llevó ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com