Home / Educación / 200 NIÑOS DE XOCHITEPEC EN XOCHICALCO

200 NIÑOS DE XOCHITEPEC EN XOCHICALCO

Y los pequeños, siguieron inquietos y sonrientes ¡…Julia, siéntate…Mirely, siéntate…Juan, siéntate…! Imposible conseguir una calma total durante el viaje de Xochitepec a Xochicalco y menos con las inocentes e ingeniosas ocurrencias de niños felices e hiperactivos al ir viajando rumbo a una visita didáctica en la famosa zona arqueológica de Xochicalco, catalogada como Patrimonio de la Humanidad.

DSC00101

Tan solo hablar de esos tres niños, es el ejemplo de la contagiosa algarabía que provocan 200 menores juntos de cuatro a 14 años distribuidos en cinco autobuses y participando en una de las distintas actividades programadas en el curso de “Verano Activo” que promovió la Secretaría de Cultura, financió el gobierno estatal y el municipio de Xochitepec, diseñó.

DSC00030

En este “Verano Activo” que inició casi a la par de las vacaciones escolares el pasado 15 de julio y que concluirá el próximo 9 de agosto, participarán niños de los 33 municipios del estado de Morelos y se calcula que al menos a Xochicalco ingresarán gratuitamente nueve mil 800 pequeños que ya han recibido material didáctico, playeras, alimentos y transporte y son acompañados por monitores y maestros de las escuelas primarias como el caso de Mirely, Julia y Juan que durante el trayecto no paraban de cantar junto con sus compañeritos “..acelérele chofer, acelérele chofer, que nos viene persiguiendo, la mamá de su mujer…”

Durante el “Verano Activo” la intensión es que los niños de Morelos, aprendan técnicas de cerámica, fabriquen códices prehispánicos, conozcan principios de medicina tradicional herbolaria, practiquen deporte, reciban pláticas sobre prevención del delito, hagan ejercicio de sincronización para activar los hemisferios cerebrales, diseñen y vuelen sus propios globos de cantolla y papalotes y además valoren nuestras raíces en visitas didácticas como esta en Xochicalco donde llegaron más autobuses desde otros municipios y trasladaron en un solo día un total de 600 niños.

DSC00060

¡…que nos viene persiguiendo la mamá de su mujer, con las chanclas al revés y la escoba de barrer…acelérele chofer…! Dentro de los autobuses había dinámicas para entretener a los niños durante el trayecto a Xochicalco y ya en la ciudad fortaleza, pusieron a trabajar la logística de los monitores y maestros y fueron distribuidos en distintas áreas de manera ordenada e intercalada.

Unos grupos fueron a la pirámide de Quetzalcoatl y conocieron los símbolos, otros a la cueva astronómica donde se maravillaron con el diseño matemático del tiro de luz que aparte de servir por las noches como sistema de medición del paso de los astros, de día tiene un efecto óptico que refleja en el suelo imágenes del cuerpo semejantes a radiografías. Algunos más fueron llevados al área del Temazcal y ahí conocieron la diferencia de uno prehispánico del colonial, recorrieron el Juego de Pelota, les explicaron lo que distingue una pirámide como las de Egipto de un basamento piramidal en Xochicalco, experimentaron los efectos del sonido y el eco en la plaza principal y escucharon la historia del ajuste del calendario realizado por sabios representantes de diversas culturas del altiplano mesoamericano que desde muy lejos viajaron y se reunieron en este lugar. Luego, los inquietos visitantes eran rotados de área para que todos los niños tuvieran la misma información y conocieran todo el lugar por igual.

Después de casi cuatro horas de aventura y conocimiento, sumando el recorrido y algunas inocentes travesuras, los niños volvieron a sus respectivos autobuses donde aún siguieron con las porras y canciones al momento en que salían del estacionamiento de Xochicalco y se enfilaban a sus respectivos municipios en las regiones oriente, sur, altos de Morelos y conurbada para después en el camino, como sucedió con algunos de nuestros acompañantes como Mirely, Julia y Juan, cerraron los ojos por estar exhaustos y agotados con tanta emoción y comenzaron a dormir sin importarles nada más que seguir siendo niños.

Luego el chofer, al que perseguía su suegra según la canción infantil, de manera muy discreta aprovechó para detenerse y comprar en Alpuyeca, una de las tradicionales y sabrosas nieves de mamey, cosa que cuando miraron aquellos niños aún despiertos, iniciaron a coro los gritos de ¡…queremos nieve, queremos nieve…! Y los otros que ya iban dormidos, brincaron de susto y con el rostro modoso miraban a todos lados buscando algo que pareciera nieve, pero solo el chofer, tuvo ese privilegio.

Llegando al lugar donde fue el inicio, la escuela primaria 16 de Septiembre, los padres de familia que viven en colonias como Chiconcuac, Lázaro Cárdenas, Atlacholoaya, Benito Juárez y Xochitepec Centro, ya esperaban a sus hijos y uno a uno de los 200, se les fue entregando; lo último fue un balance general de saldo blanco y concluyó esta experiencia inolvidable para los pequeños y porque no decirlo, también para algunos ya un poco más creciditos.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES) atendieron al alcalde electo de Miacatlán, con el propósito de informar sobre la situación actual en materia de seguridad.

Reunidos en las instalaciones del Centro de Coordinación, Comando, Control, Comunicaciones y Cómputo (C5), funcionarios ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com