Home / Educación / HAY NUEVA LEY DE CONVIVENCIA Y SEGURIDAD DE LA COMUNIDAD ESCOLAR

HAY NUEVA LEY DE CONVIVENCIA Y SEGURIDAD DE LA COMUNIDAD ESCOLAR

El objetivo de la nueva Ley de Seguridad Escolar del Estado de Morelos es capacitar a los padres de familia, maestros y directivos de las escuelas públicas de educación básica, con medidas preventivas que les permitan saber qué hacer en caso de cualquier contingencia.
Con esta Ley se pretende de alguna maneta proteger la integridad física y mental de los alumnos, docentes, personal en general y padres de familia, ante incidentes que se pueden presentar en el interior y exterior de las escuelas, como accidentes, contingencias climatológicas y conductas antisociales que trastocan la paz de la comunidad educativa.

Las comisiones de Educación y Seguridad Pública y Protección Civil señalaron que para hacer realidad esta Ley se requiere básicamente de tres condiciones: convicción de que son necesarios y convenientes, voluntad para realizarlos asumiendo si es necesario las consecuencias y disposición, y compromiso para llevarlos a cabo; esto, en las cuatro partes involucradas, las autoridades que aportan el respaldo institucional, los centros escolares que los promueven y aportan las facilidades para que se lleven a cabo, y sobre todo los docentes y padres de familia, responsables en última instancia de su realización.
Por ello, los diputados confían en que el resultado de llevar a la práctica esta Ley pudiera ser el inicio de una nueva cultura social de la seguridad, en que las personas dejen de preocuparse y manifestarse y empiecen a ocuparse y contribuir a la construcción de las soluciones que demanda nuestra sociedad, convirtiéndose en partícipes activos en esa lucha contra la inseguridad que nos involucra a todos.

La Ley, con 56 artículos contenidos en II Títulos, incluye la regulación en los temas de Autoridades en materia de Seguridad Escolar, de los Auxiliares en materia de Seguridad Escolar, de las Brigadas Escolares, del Programa Estatal para la Convivencia y Seguridad, de la Comunidad Escolar, y del Consejo Estatal de Participación Social en la Educación
Establece, entre otras cosas, que corresponde a la Secretaría de Educación, en el ámbito de su respectiva competencia, la emisión de los reglamentos y disposiciones normativas para cada nivel educativo y que serán de carácter obligatorio para todos los planteles educativos públicos y privados del Estado.
Este nuevo ordenamiento, por una parte registra en su artículo 30 las modalidades a través de las cuales se ejerce violencia escolar, considerada en seis aspectos: Físico, Verbal, Escrito, Psicológico, Cibernético, Sexual y de Exclusión social, cada uno con las características que permitan a los involucrados identificarlos y denunciarlos.

También deja de manifiesto que para que exista violencia escolar se requiere que se presente una de las condiciones siguientes: Se trate de una acción agresiva e intencional; Se produzca la agresión dada por un mismo victimario aunque se trate de distintas víctimas; Para el caso del acoso previsto en las fracciones IV y V del artículo que antecede, así como cuando se trate del maltrato físico manifestado mediante golpes o lesiones, bastará con que se presenten una sola vez para que se tenga como presumible el acoso; y Provoque en la víctima daño emocional o físico.
En su artículo 52 señala que los reglamentos que para cada nivel educativo expida la autoridad educativa estatal, establecerán las medidas disciplinarias y correctivas, mismas que serán aplicadas por los directivos de los centros educativos, a los generadores y partícipes de violencia escolar.
En este entendido, las medidas disciplinarias y correctivas serán aplicables a quienes incurran en alguna conducta contraria a la convivencia escolar en los términos de esta Ley, siempre que dicha conducta ocurra en cualquiera de los supuestos siguientes: mientras permanezcan en escuelas públicas y privadas del Estado durante los horarios escolares, en actividades patrocinadas o relacionadas con la escuela, funciones o programas, dentro o fuera de la escuela; mientras permanezcan en estacionamientos, paradas de autobuses escolares, en los autobuses escolares, vehículos privados, alquilados o utilizados por la escuela; a través del uso de la tecnología o de dispositivos electrónicos. Las medidas disciplinarias y correctivas, se aplicaran cuando se agoten los métodos alternos de solución de conflictos.
Estas medidas disciplinarias y correctivas consistirán en apercibimiento que se comunicará a las madres y padres de familia o tutores, orden de asistencia a terapia profesional, sin dejar de asistir a clases; y participar en apoyo de actividades escolares en beneficio del plantel educativo, evitando en todo momento que el generador o partícipe de violencia escolar esté expuesto a señalamientos que menoscaben su dignidad.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Exhortan a mantener los protocolos sanitarios para salvaguardar el bienestar de los morelenses

• En relación al retroceso del semáforo de riesgo COVID-19 a color amarillo, el aforo ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com