Home / Municipios / GENERA CONFIANZA SOCIAL CAMPAÑA DE MALTRATO INFANTIL

GENERA CONFIANZA SOCIAL CAMPAÑA DE MALTRATO INFANTIL

_MG_9946

Para María Beatriz Müller, especialista en medicina psicosomática y en el abordaje de la violencia familiar en Latinoamérica, el Sistema DIF Morelos ha dado los pasos correctos en la protección a la infancia.

Durante su intervención en el Simposio del Maltrato al Buen Trato Infantil y Adolescente, realizado por DIF Nacional y DIF Morelos, la sicóloga aseguró que el hecho del incremento en las denuncias de los casos de violencia infantil en Morelos, es una respuesta natural de reacción tras la campaña contra el Maltrato Infantil, impulsada por el gobierno estatal.

“No es que haya incrementado los casos, la violencia es algo que generalmente no se denuncia, existe todavía un tabú social al respecto. Toda campaña genera una reacción. Una estrategia pública de prevención contra cualquier forma de violencia genera esperanza para quienes están viviendo una situación de vulnerabilidad.”

A nivel psicológico una persona que ha sido violentada piensa que si está llevando a cabo una campaña es porqué habrá una respuesta de solución al problema que está enfrentando”, apuntó.

Señaló que la seriedad de una política pública radica en estar acompañada de una estructura orgánica que la sostenga. En este caso se hizo al haber instalado una Fiscalía de Investigación Especializada en Atención al Niño, Niña y Adolescente.

“Si yo voy a hacer una campaña es porque tengo con que dar una respuesta, no puedo abrir una llave de agua sino tengo un recipiente abajo que sostenga lo que va a caer, de lo contrario empezará a desbordarse y provocar una inundación”.

El establecimiento de una fiscaliza especializada, que pueda escuchar al niño y entender lo que quiere decir, conforme a sus capacidades y desarrollo cognitivo, precisó, es relativo al recipiente.

“Si un niño de tres años va a relatar una situación de abuso sexual lo hará en el contexto de un juego: ‘papá y yo jugábamos al doctor y me tocaba’. El niño lo cuenta sin aparente efecto emocional hasta años después, por eso es necesaria la intervención de los especialistas que puedan dar una interpretación clara sobre la situación que atraviesa el menor”, explicó.

Cuando una víctima lanza una denuncia se abre un abismo para ellos, por lo que es necesario construir primero una red de protección, una estrategia que le de soporte al abismo cuando este se abra, aclaró.

En abril del año en curso DIF Nacional dio inicio a la campaña “Muévete, Denuncia el Maltrato Infantil”.

En Morelos, hasta ese entonces el número de denuncias era de 502; en agosto se abrió la fiscalía especializada y el número se incrementó notablemente a 1034, duplicándose en tan sólo cuatro meses, de acuerdo con el reporte del departamento de Prevención del Maltrato al Menor (PREMAN), adscrito a la Procuraduría de la Defensa del Menor y la Familia del Sistema DIF Morelos.

De acuerdo con la opinión de la también activista social y presidenta de la Asociación No Gubernamental Salud Activa en Argentina, los casos ya existían pero la gente no los denunciaba; generalmente se reciben solo el 10 por ciento, según su experiencia se llegan a conocer hasta un 15 por ciento de las situaciones de violencia que ocurren en las familias latinoamericanas.

“Todo lo demás se queda en silencio, hay más violencia de la que creemos. El abuso sigue siendo tabú, se nutre del silencio”, afirmó.

Por lo mismo resulta difícil generar un diagnóstico sobre el panorama real de maltrato que viven los niños, niñas, adolescentes y mujeres. Hasta el momento solo es posible conocer una estadística de lo que se denuncia.

“Para saber lo que realmente ocurre, se necesita un estudio muy serio que implica un tiempo considerable”.

Durante su participación como ponente del simposio, María Beatriz Müller abordó el tema denominado El contexto estructural de la violencia, el maltrato y sus diferentes formas de manifestación en los espacios familiar, escolar y comunitario y señaló que la violencia es una respuesta social convertida en un modo de comunicación que excede cualquier tipo de definición.

“Es un aprendizaje cultural que venimos arrastrando desde hace siglos y no existe una fórmula para erradicarla. Las buenas intenciones e intervenciones, profesionales capacitados, el trabajo en equipo, una mirada organizada y multidisciplinaria de la situación, así como un trabajo en red, son las mejores estrategias de comenzar a actuar contra la violencia”, concluyó.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Dentro de dos bolsas de plástico, un hombre desmembrado fue dejado en Emiliano Zapata

Dentro de dos bolsas de plástico, un individuo desmembrado fue dejado en el poblado de ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com