Home / Política / En tres años de gobierno, sanea ayuntamiento finanzas y deja mejores condiciones que las recibidas

En tres años de gobierno, sanea ayuntamiento finanzas y deja mejores condiciones que las recibidas

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

En tres años de gestión, el gobierno que encabeza el presidente de Cuernavaca, Jorge Morales Barud, logró mejorar de manera trascendental las condiciones financieras del municipio y mantener la operación de los servicios públicos, mejorar su capacidad crediticia y las calificaciones de firmas internacionales, además de entregar obras para el fortalecimiento del sector educativo y social de la capital morelense.

Durante su Tercer Informe de Gobierno, Jorge Morales Barud, acompañado de su esposa, la presidenta del Sistema DIF, Tere Burnett de Morales, de su familia, así como del cuerpo edilicio, presentó un balance en relación a los objetivos previstos en el Plan Municipal de Desarrollo 2013-2015, un instrumento que fue producto de la consulta popular donde se plasmó la voluntad de los cuernavacenses y que orientó la acción de gobierno durante el ejercicio constitucional.

Con ello presentó ante representantes de todos los sectores sociales, productivos, públicos y privados, entre los que se encontraban el ex gobernador del estado, Jorge Arturo García Rubí y el Cónsul honorario de la República de Marfil en Cuernavaca, Eduardo Adrián Breña Puyol; fiel a los principios de claridad, transparencia y rendición de cuentas, el estado que guarda la hacienda pública municipal, el estado en que se recibió y cómo encontrará el próximo gobierno del municipio al iniciar su mandato, luego de haberse pagado más de mil 300 millones de pesos de deuda pública heredada, a través de medidas de racionalidad y la disciplina financiera que enmarcaron la administración.

En este punto, precisó que al asumir el cargo el primero de enero del año 2013, la deuda del municipio ascendía a dos mil quinientos cuarenta y cuatro millones, doscientos ocho mil pesos desglosados de la siguiente manera:

ü 1,450 millones 279 mil pesos registrados en la cuenta pública presentada por la administración saliente, por concepto de adeudos a la banca comercial, proveedores y contratistas, incluido en este monto, 300 millones de pesos financiados por BBVA Bancomer, 600 millones de pesos contratados con Banco del Bajío y 61 millones 134 mil pesos contratados con crédito Banorte para cadenas productivas.

ü 127 millones de pesos otorgados por el Gobierno del Estado a la administración anterior, a cuenta de las participaciones que le correspondían a la presente administración.

De esta cantidad, 67 millones fueron utilizados para el cumplimiento de obligaciones laborales y pago de adeudos a la Comisión Federal de Electricidad.

ü 195 millones 487 mil pesos adeudados a Banca Mifel, contratados por la anterior administración, los cuales no fueron registrados en la cuenta pública anual 2012.

A este respecto, es dable aclarar que en negociaciones con esta institución de crédito, se logró una quita de 59 millones 987 mil pesos, pactándose un adeudo de 135 millones 500 mil pesos.

ü 75 millones 804 mil pesos adeudados por la administración anterior al Instituto de Crédito de los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado, por concepto de retenciones a los trabajadores del ayuntamiento, así como la aportación patronal, que tampoco fueron oportunamente enterados.

ü 33 millones 961 mil pesos adeudados al Sistema de Administración Tributaria por concepto de retenciones no enteradas del Impuesto Sobre la Renta correspondientes al año 2012.

ü Más de 600 millones de pesos adeudados a la Comisión Nacional del Agua por concepto de derechos de extracción de agua.

A través del pago o de la negociación con los diversos acreedores privados e instituciones públicas, en estos casi tres años, se logró reducir los pasivos del municipio en un poco más del cincuenta por ciento.

Entre otras erogaciones que se han realizado en la tarea de sanear las finanzas municipales, destacó las siguientes:

ü El adeudo con el Sistema de Administración Tributaria está completamente finiquitado;

ü Con cargo a nuestras participaciones federales y aprovechando los beneficios otorgados por la Ley de Coordinación Fiscal, el adeudo con la Comisión Nacional del Agua quedará cubierto casi en su totalidad al final de esta administración;

ü Hemos pagado 51 millones 200 mil pesos al Instituto de Crédito de los Trabajadores al Servicio del Gobierno del Estado, lo que permitió que los empleados municipales pudieran acceder de nueva cuenta a esta prestación;

ü Se han pagado puntualmente las amortizaciones a la deuda bancaria;

ü Con cargo a nuestras participaciones, se ha disminuido considerablemente el adeudo con el Gobierno del Estado, derivado del adelanto de participaciones recibido por la administración anterior.

Al día de hoy, la deuda pública de Cuernavaca asciende a la cantidad de mil doscientos quince millones quinientos diecisiete mil pesos, esto es, mil trescientos veintiocho millones seiscientos noventa y un mil pesos menos que la recibida por la administración que me correspondió encabezar.

Desafortunadamente, la gravedad del problema y el término constitucional de nuestro mandato, hicieron prácticamente imposible entregar una administración financieramente sana en su totalidad, como hubiera sido deseable.

El alcalde dijo que las medidas de racionalidad y austeridad del gasto público que se implementaron, permitieron mantener la operatividad de la administración municipal durante estos tres años, evitándose la parálisis administrativa.

“No haremos apología de los logros obtenidos ni una relación exhaustiva de las obras ejecutadas. A pesar de la estrechez económica del ayuntamiento, durante la administración que concluye no se recurrió al fácil expediente del endeudamiento” abundó.

La actitud responsable que asumimos frente a los acreedores propició que el municipio haya pasado de la calificación “D”, no sujeto de crédito, a “BB” de acuerdo con Standard & Poors, B”B+” por HR Ratings, y a “BBB” con respecto a la deuda con Banorte.

Subrayó que gracias a lo anterior, Cuernavaca ha recuperado su capacidad crediticia y ha salido de la lista de los diez municipios más endeudados del país.

Morales Barud dijo que al mismo tiempo de obtener estos logros, se evitó incrementar los salarios de los servidores públicos de confianza, quienes mantuvieron, durante estos tres años, el salario con el que ingresaron al ayuntamiento.

Asimismo, resaltó a quienes claman castigo para los responsables del quebranto financiero del ayuntamiento, que la administración no fue omisa ni mucho menos encubridora.

“Las denuncias y las correspondientes pruebas que acreditan las irregularidades cometidas, fueron presentadas con toda oportunidad ante la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado. No le corresponde al ayuntamiento la persecución de los delitos ni mucho menos la investigación de los hechos delictivos, la institución responsable de ello es la que tendrá que actuar en consecuencia, sin omisiones ni complicidades”

En el tema de infraestructura urbana dijo que la obra pública más vistosa genera mayores índices de popularidad, sin embargo, durante estos tres años evitamos gobernar conforme a índices de aceptación, pues el interés general de la población debe estar por encima del lucimiento personal y del aplauso fácil.

Por ello, los escasos recursos con los que contamos se destinaron a abatir los enormes rezagos que en materia de infraestructura urbana presentaban las diversas colonias de Cuernavaca, sobre todo, aquellas con mayores índices de marginalidad.

Mencionó que en estos tres años, se ejecutaron 293 obras públicas que van desde pavimentaciones, drenajes, ampliación de redes de agua potable, dignificación de escuelas públicas, techados a patios y plazas escolares, ampliaciones de redes eléctricas y rescate de espacios públicos.

Además, puntualizó que no se desatendió ninguna área de la administración municipal y en la medida de lo posible, se cumplió con los objetivos trazados en el Plan Municipal de Desarrollo 2013-2015.

“Entendimos que la confianza depositada no podría defraudarse de ninguna manera, es cierto que pudimos cometer errores o quizá tomar decisiones equívocas, pero ninguna de ellas fue producto de la mala fé o de actos de corrupción que siempre reprobaremos” agregó.

Aunado a ello reconoció que se mantuvo, con el Gobierno Federal y con los poderes públicos estatales, una relación basada en el respeto y la colaboración institucional. “Ésa fue nuestra tónica de gobierno, privilegiando la coordinación y colaboración institucionales, sin confrontaciones estériles o sumisiones al margen de la constitución”

Contrario a lo que algunos presagiaban, el municipio que entregaremos, dijo, no está en ruinas; los servicios públicos se han prestado y se seguirán prestando con regularidad en lo que resta del año y la administración municipal continuará funcionando normalmente, hasta que los nuevos funcionarios asuman sus cargos.

Refirió que se hará una entrega transparente, para que el cambio de administración no impacte de manera negativa en la buena marcha del municipio.

Finalmente, dijo “En lo personal, a nombre de los miembros del Cabildo y de los servidores públicos municipales, no queda más que hacer patente nuestro agradecimiento por la confianza que nos depositaron y reiterarles que ha sido un orgullo y un alto honor, poder servir a los cuernavacenses”

Al presidente municipal, sindica, regidoras y regidores que en breve asumirán sus cargos, les deseó el mayor de los éxitos en la encomienda que el pueblo de Cuernavaca les ha conferido.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Todo listo para la Expo Ahorro Energético 2021

• Habrá más de 40 expositores, paneles de expertos, conferencias y talleres • Se realizará ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com