Home / Denuncia Ciudadana / Trascienden cambios en la dirección del penal de Atlacholoaya y Jonacatepec

Trascienden cambios en la dirección del penal de Atlacholoaya y Jonacatepec

carcel-penal-e1300203539145Este martes, de manera sorpresiva, pero presumiblemente a consecuencia de las amenazas de muerte de la delincuencia organizada en contra del Director del Penal de Atlacholoaya, Pedro Muñoz Chícharo este fue removido del cargo y en su lugar fue nombrado Juan Martín Fernández Sánchez.

De manera muy discrecional por parte de las autoridades se llevó a cabo este relevó, que sólo fue confirmado por reos de ambos reclusorios y sus familiares, quienes indicaron que la mañana de este martes trascendió entre la población de internos estos cambios.

Es por ello que al dejar Juan Martín Fernández, la dirección de la cárcel distrital de Jonacatepec, al «ser premiado», según lo califican los presidiarios con la Dirección del Penal de Atlacholoaya, su lugar fue ocupado por Miguel Matamoros, quien se desempeñaba como director operativo en la cárcel distrital de Cuautla.

Al interior de estos penales trascendió que Pedro Muñoz Chícharo dejó el cargo ante las constantes y cada vez más feroces amenazas de muerte en su contra por parte de presuntos miembros del crimen organizado. Sin embargo hasta el momento las autoridades estatales no han dado a conocer nada, ni siquiera estos cambios.

En el caso de Juan Martín Fernández, se destacó que este fue denunciado infinidad de ocasiones, porque en su desempeño como director de la cárcel de Jonacatepec, presuntamente incurría en abusos y violaciones a los Derechos Humanos de los internos y de sus familias, además de que por igual fue denunciado por propiciar el incremento alarmante de consumo de enervantes al interior de esta cárcel, además del cobro de «cuotas», por lo que destacaron «lo premiaron, porque tiene el perfil para manejar Atlacholoaya».

Es en este contexto que reos y familiares de estos, que se encuentran recluidos en el penal de Atlacholoaya denunciaron que «el autogobierno», impuesto ahí dentro con la complicidad de las autoridades se traduce entre otras cosas en el cobro de diferentes «cuotas» como son cincuenta pesos por ingreso de un familiar que va a ver va su reo, veinte pesos por el cobro del uso de una mesa, diez pesos por silla, por que puedan usar un celular ahí dentro la cuota es de quinientos a mil pesos, por ingresar una televisión dos mil pesos, para que los de nuevo ingreso no hagan trabajos, tres mil pesos semanales, además de que controlan el ingreso y venta de licor, drogas, entre otros muchos cobros, avalados todos por los celadores y funcionarios penitenciarios, que reciben su participación de todo este dinero, según afirmaron los denunciantes.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Masculino vinculado por robo de vehículo en la Región Oriente

La Unidad Especializada en Robo de Vehículos, adscrita a la Fiscalía Regional Oriente, logró acreditar ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com