Home / TESTIGOS CONTRAPONEN VERSIÓN DE PGJ SOBRE MUERTE DE JUAN SEBASTIAN

TESTIGOS CONTRAPONEN VERSIÓN DE PGJ SOBRE MUERTE DE JUAN SEBASTIAN

José Luis Rojas.

Las declaraciones de un odontólogo y dos amigas que acompañaban a Juan Sebastian Figueroa González de 32 años de edad, hijo del afamado cantautor Joan Sebastian, ponen en entredicho la versión oficial inicial de la Procuraduría General de Justicia, de que “habría sido uno de los cadeneros”, del antro “The Grand Hotel Cuernavaca”, el que disparó y dio muerte a Juan Sebastian la madrugada del pasado sábado y todo apunta a una ejecución, pues coinciden los amigos de la víctima que “fue un sujeto que acababa de llegar el que disparó y se fue con otros que viajaban en dos camionetas”.

Luego del artero asesinato de Juan Sebastian el segundo de siete hijos del primer matrimonio oriundo de Juliantla, Guerrero, autor de sonados éxitos como “Tatuajes” y “Te voy a Cambiar el Nombre”, trascendió que uno de los elementos del “cuerpo de seguridad” del antro escenario del crimen podría ser René Patiño, -como lo adelanto antes que nadie Sol de Cuernavaca- hijo de Héctor René Patiño Sámano, Director Operativo de la Policía Ministerial, quien desde hace meses “está por jubilarse”, y quien ante tales hechos se convirtió en “pieza clave” para ayudar a esclarecer los hechos.

El hijo del comandante, deberá en tales circunstancias establecer con toda claridad, si laboraba ahí o no como ha trascendido, si este sábado y a la hora del crimen, estaba laborando en “The Grand Hotel Cuernavaca”, quienes son sus compañeros, ayudar a determinar si uno de ellos fue el que disparó o no y con ello fortalecer la hipótesis inicial de la PGJ o la de los amigos del hoy occiso, quienes aseguran que “fue un sujeto que acababa de llegar y huyo con otros en dos camionetas”, lo que fortalecería la hipótesis de la ejecución.

Ante tal situación ayer por la tarde se reconoció extraoficialmente que el hijo del comandante “había sido citado a comparecer y éste debía de presentarse a declarar todo lo que sabe o vio en torno al asesinato de Juan Sebastian, porque existe la fundada presunción por las investigaciones hechas hasta el momento que el personal de seguridad, del valet parking y demás del citado establecimiento, conocen al criminal y a quienes lo acompañaban”.

Incluso se reveló que el mismo sábado, a las cuatro de la mañana, una hora después del asesinato, el Juez Séptimo de Juicios Orales obsequió la correspondiente orden de cateó del “The Grand Hotel Cuernavaca” y así la PGJ pudo obtener documentación e indicios muy importantes que ayudarán en la investigación como un listado de todo el personal que laboraba ahí, sus domicilios, teléfonos y correos electrónicos, para que sean citados a declarar.

Además la PGJ, demandó a las autoridades municipales una investigación administrativa e información sobre los permisos y licencias con los que estaba operando “The Grand Hotel”, lo que derivo en su clausura, pues trascendió, por este hecho, que “de manera increíble estaba abierto al público, sin tener licencia de funcionamiento”.

La misma Procuraduría, reveló que se ha pedido al Registro Público de la Propiedad que proporcione toda la información sobre el acta constitutiva y las escrituras de este lugar para saber quien o quienes son los dueños y mandarlos citar, “porque hasta el momento nadie se ha presentado”, todo ello luego de que hay versiones de que “los encargados tras el hecho de sangre, ordenaron lavar todo para aparentar que no había pasado nada”.

Por otra parte la PGJ, investiga la veracidad y pormenores de las condiciones bajo las cuales la empresa de Seguridad Privada “Drago”, prestaba sus servicios al antro, pues “oficialmente” sólo ha notificado a la Dirección de Control de Empresas de Seguridad Privada de la Secretaría de Seguridad Pública, que “únicamente tiene asignado al The Grand Hotel de Cuernavaca un sexagenario encargado de vigilar los fines de semana la entrega de mercancía de los proveedores”, lo que de ser cierto evidenciaría que los dueños del antro contrataron por su cuenta “personal de seguridad”.

Otra de las cuestiones que tiene por esclarecer la PGJ, es la localización de la camioneta presuntamente marca Mercedes Benz, en la que llegaron Juan Sebastian su amigo y las dos damas que lo acompañaban, a “su cita con la muerte” y en la que posteriormente fue llevado a la Cruz Roja, donde ya llegó sin vida y que “misteriosamente”, nadie sabe donde quedó, pese a ser parte obligada de las investigaciones, por los indicios que pudieran encontrarse en ella.

Como se informó oportunamente, Juan Sebastian había estado horas antes en el restaurante “Ocean Drive”, en compañía de su padre Joan Sebastian, amigos y familiares, departiendo alegremente, pero posteriormente se separaron y el hoy occiso llegó con sus tres acompañantes al “The Grand Hotel Cuernavaca”, donde “un sujeto robusto, vestido de negro y con el pelo muy corto, portando una cangurera, le disparo en dos ocasiones”, impactos que le atravesaron el cuello, destrozándole la traquea y el pulmón derecho, lo que le costo la vida.

Sus tres amigos, al ver a Juan Sebastian herido de muerte y prácticamente agonizante lo subieron a su camioneta, Mercedes Benz y lo llevaron al Hospital de la Cruz Roja donde ya llegó muerto.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

un árbol de cazahuate, colapsó sobre un vehículo Chevy Van 3000; en la carretera federal, a la altura del Rancho el Capote, de la colonia Santa María Ahuacatitlán de Cuernavaca

La Subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca (SPC de Cuernavaca), a través de sus cuerpos ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com