Home / ESTUDIOS OPORTUNOS PUEDEN DISMINUIR RIESGOS DE ENFERMEDADES SENILES

ESTUDIOS OPORTUNOS PUEDEN DISMINUIR RIESGOS DE ENFERMEDADES SENILES

Toluca, México,. – Con el propósito de mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, el Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social (CEMyBS), advierte sobre los principales síntomas causados por trastornos que afectan el cerebro y que obedecen a enfermedades como la demencia senil, una de la principal causa de muerte y forma más maligna de enfermar en la vejez.

El organismo de la Secretaría de Desarrollo Social informó que actualmente se distinguen más de 80 formas diferentes de demencia, entre las que se pueden diferenciar cuatro grandes grupos: demencias degenerativas, cuya representación más típica es la enfermedad de Alzheimer; demencias vasculares, debidas a problemas en el riego sanguíneo cerebral causadas por hipertensión, hipotensión, cardiopatías y accidentes cerebrovasculares; demencias mixtas, en las que convergen formas degenerativas y vasculares, sobre todo en edades avanzadas de la vida; y otras formas de demencia, entre las cuales se encuentran la asociada al SIDA o a enfermedades priónicas, la popularmente conocida como el mal de las vacas locas que afecta a seres humanos.

También existen casos de demencia asociados a enfermedades psiquiátricas como la depresión y la psicosis; así como el consumo crónico de fármacos o enfermedades endócrinas y metabólicas como la diabetes e hipotiroidismo, algunas de las cuales son potencialmente tratables y muchas de ellas curables cuando se detectan a tiempo. Pero, sin duda, la forma más común de demencia es el Alzheimer y la demencia vascular, que juntas alcanzan el 90% de los casos.

Según algunos estudios el 80% de los enfermos se encuentran ante circunstancias médicas o psiquiátricas que, tratadas adecuadamente, recuperan la normalidad funcional total o parcialmente.

En este sentido el Cemybs recomienda que aunque el diagnóstico de una demencia no es fácil, requiere la participación de especialistas y alta tecnología diagnóstica.

Estos procedimientos incluyen un examen médico general para descartar patologías sistémicas o del cerebro que simulen una demencia; análisis de laboratorio que permitan identificar alteraciones bioquímicas, endocrinas, metabólicas o hematológicas que justifiquen los síntomas del enfermo; estudios de tipo neuropsicológico, que cubra aspectos cognitivos, conductuales y funcionales; neuro-radiológico, que identifique alteraciones en la estructura y función del cerebro; electrofisiológico, para ver de forma no invasiva ni radiactiva la actividad bioeléctrica cerebral y la capacidad funcional del cerebro; cardiovascular y cerebrovascular para ver un posible componente vascular que repercuta en el cerebro; y un diagnóstico molecular mediante técnicas de genética molecular, que permitan identificar genes de riesgo potencialmente responsables de la demencia.

La intervención terapéutica tiene que ser tan precoz como el diagnóstico. Cuanto antes se trate el problema y se proteja al cerebro frente al proceso de muerte neuronal, mejores serán los resultados.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Concluyen 249 personas su educación secundaria a través de exámenes en línea

• Se abrirá una nueva jornada de aplicación de exámenes: Grethel Streber Con gran éxito ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com