Home / Deportes / LA SEGUNDA VEZ SIEMPRE DEJA HUELLA

LA SEGUNDA VEZ SIEMPRE DEJA HUELLA

Aunque el recuerdo más reciente que Morgan Plata conserva de una Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA ya tiene cuatro años, no existe la más mínima posibilidad de que olvide algo de aquel momento.

La última vez que estuvo en el mayor torneo del fútbol playa mundial, el mexicano compartió el podio de la edición de 2007, en Río de Janeiro, con los mayores nombres de la modalidad: en calidad de subcampeón del mundo con la sorprendente selección mexicana y, por si no bastase, al lado del portugués Madjer y el brasileño Buru como uno de los mejores del certamen.

Sin embargo, desde que alzó aquellos trofeos —el Balón de Bronce adidas y la Bota de Plata adidas—, no ha vuelto a participar en una cita mundialista. Solo ahora, cuatro años después, en Rávena, tendrá la oportunidad, al igual que el combinado mexicano, de demostrar que el éxito de 2007 no se debió al azar.

“Claro que el sabor de boca que dejó es de los mejores. Ya estaba echando en falta disputar un Mundial”, cuenta el jugador, ahora con 29 años, en declaraciones a FIFA.com. “Después de la edición de 2007, decidí probar suerte en el fútbol de campo, en la Liga de Ascenso de México. Durante ese periodo, acabé quedándome fuera de nuestra participación en Marsella 2008, y también en las eliminatorias para Dubai 2009”.

A juzgar por los resultados del equipo del técnico Ramón Raya en esas dos pruebas, es fácil deducir que Plata hacía falta: en Francia, los norteamericanos no pasaron de la fase de grupos, y a continuación, contra todo pronóstico, cayeron eliminados en el torneo clasificatorio de la CONCACAF para 2009.

Todavía mejor
A pesar de todo eso, Morgan no quiere ni oír hablar de su supuesta condición de estrella del equipo. “De ninguna manera. Quien está aquí no es el ganador de un premio individual. Eso está en el pasado. Soy una pieza más para ayudar al grupo”, advierte. Y aunque haya estado un tiempo apartado de la arena, asegura que hoy se encuentra en una situación mejor que en la campaña de 2007.

“Desde que regresé definitivamente al fútbol playa, he tenido la oportunidad de disputar torneos como el Mundialito, este mes de agosto, y el primer Mundialito de Clubes, con el Seattle Sounders, en abril. En esas ocasiones uno se ve junto a jugadores como Buru, Benjamin o Madjer, gente que vive el fútbol playa desde hace años y que tiene mucho que enseñar”, dice el futbolista.

Con todo, Morgan Plata es consciente de que ninguna de esas veces fue la primera que se cruzó con tales estrellas. Aunque no haya jugado ningún partido en una Copa Mundial de Beach Soccer de la FIFA desde entonces, su desempeño en 2007 —cuando marcó tres goles en seis partidos— ya le confiere, como mínimo, un especial respeto por parte de los adversarios. “Sé que eso ocurre y, si de alguna manera genera presión, garantizo que es una presión positiva. Fue un momento increíble, que me hace querer todavía más ayudar a México a regresar a aquel nivel”.

Información de FIFA.com

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*

x

Check Also

Hacen reestructura en el PRD-Morelos

Con el voto unánime de las autoridades locales emanadas del PRD en Morelos, la mañana ...

This site is protected by wp-copyrightpro.com